Preguntas Frecuentes

  1. ¿Cuándo realizar la primera visita al consultorio dental?
  2. ¿Cómo limpiar los dientes del bebé?
  3. ¿Cuál es la alimentación adecuada para los niños?
  4. ¿Qué hacer ante un traumatismo?
  5. ¿Cómo prevenir estos accidentes?
  6. ¿Qué se debe hacer en caso de fractura o fisura de algún diente?
  7. ¿Qué son las aftas?
  8. ¿Cómo prevenirlas?
  9. ¿Qué hacer cuando se produce un dolor de muelas?
  10. ¿Qué es y cómo prevenir el sarro en los dientes?
  11. ¿Qué es la enfermedad periodontal?
  12. ¿Cuáles son los signos de la enfermedad de las encías?
  13. ¿Qué causa la enfermedad de las encías?
  14. ¿Qué otros factores pueden contribuir a la enfermedad de las encías?
  15. ¿Cómo se diagnostica la enfermedad de las encías?
  16. ¿Cómo se puede prevenir la enfermedad de las encías?
  17. ¿Cuál es el tratamiento para la enfermedad de las encías?

Consejos

Prevención

  • Fluor
  • Sellantes

1. ¿Cuándo realizar la primera visita al consultorio dental?

Debe realizarse alrededor de los 3 años, porque ya se completó la erupción primaria.
Los controles deben realizarse cada 6 meses. Lo ideal es que la primer visita nunca tenga que ser de urgencia.


2. ¿Cómo limpiar los dientes del bebé?

A los bebés que no tienen dientes, se les debe limpiar las encías con una gasa después de cada toma. Cuando comiencen a salir los dientes se pueden limpiar con un cepillo de cerdas suaves. No se deben emplear pasta con flúor hasta que el niño aprenda a no tragársela y esto sucede alrededor de los 4 años. Se debe controlar de forma rigurosa la toma de dulces sin prohibirlos. No moje el chupete o el biberón en azúcar, miel o similares ya que esta costumbre puede dar lugar a la aparición de caries.


3. ¿Cuál es la alimentación adecuada para los niños?

Se debe mantener una dieta variada y equilibrada. Reducir el consumo de dulces, sobre todo entre comidas, y si los toma de postre no debe olvidarse de cepillarse después los dientes. Entre horas tomar preferentemente frutas (manzanas), leche o derivados.


4. ¿Qué hacer ante un traumatismo?

Consultarme lo antes posible. De la rapidez con que lo haga dependerá el futuro de los dientes de su hijo.
Los traumatismos pueden ocurrir en dientes temporarios o permanentes.
El golpe puede aflojar, desprender, fracturar o desplazar el diente.
Según el caso se recomienda la aplicación de la vacuna antitetánica.
El diente que se desprende de la boca hay que buscarlo e implantarlo inmediatamente, no lavarlo, si no se arruina, colocarlo en un recipiente con leche tibia, o ponerlo debajo de la lengua y acudir enseguida a mi consultorio. Dicho diente debe ser controlado periódicamente.
Si se hunde el diente en la encía, también debe consultarme urgentemente.
Acompañe a su hijo en las situaciones nuevas que entrañan peligro, guiándolo en adquirir la destreza necesaria para que pueda participar en juegos y deportes correspondientes a cada edad.


5. ¿Cómo prevenir estos accidentes?

  • Usando protectores bucales cuando andan en bicicleta, patineta o si practica yudo, karate, rugby.
  • Evitar el uso de juguetes rodantes antes de los 3 años.
  • Eliminar vasos de vidrio, botellas, etc.
  • Utilice el asiento trasero del automóvil y el cinturón de seguridad.
  • Ponga énfasis en todo lo relacionado con el cepillado diario con pastas a base de fluoruros o buches  y el uso del flúor tópico realizado por el odontólogo cada 6 meses, aplicación de sellantes en las muelas permanentes, entonces podrá tener una sonrisa sana y feliz.

6. ¿Qué se debe hacer en caso de fractura o fisura de algún diente?

Aunque su dolor pueda ser intermitente, es importante que me diga  qué síntomas tiene. A lo largo del tiempo las fisuras pueden empeorar y afectar a la pulpa dentro del diente. Si la pulpa se inflama o se infecta el diente va a necesitar una endodoncia o tratamiento de conductos. Si la fractura es muy grande puede ser que se tenga que extraer el diente.


7. ¿Qué son las Aftas?

Las aftas son pequeñas ulceraciones dolorosas que aparecen en la mucosa de la cavidad bucal. Ver más.


8. ¿Cómo prevenirlas?

  • Con una adecuada higiene bucal (no agresiva).
  • Alimentación blanda, dulce y fría o templada. Los alimentos picantes y calientes acentúan el dolor.
  • Evitar las lesiones de las mucosas de la boca: masticar despacio, para no morder el interior de labios y mejillas.
  • Usar enjuagues orales y analgésicos, como la xilocaína viscosa. También puede enjuagar la boca con una cucharada de peróxido de hidrógeno (agua oxigenada) en 1 vaso de agua.
  • Consúlteme rápidamente para que pueda investigar el origen del problema.

9. ¿Qué hacer cuando se produce un dolor de muelas?

  • Trate de ubicar la zona o pieza afectada. Si las encías estuvieran inflamadas, realice enjuagues con un antiséptico bucal o con agua salada tibia (2 cucharaditas en un vaso de agua).
  • En caso de caries, realice buches con los mismos elementos a fin de remover sustancias extrañas.
  • Suministre analgésicos, de acuerdo a la edad.
  • ¡NO coloque aspirinas directamente en las encías, ya que producen lesiones!
  • ¡NO se automedique! Tanto los antisépticos como los analgésicos deben ser indicados por mí.

10. ¿Qué es y como prevenir el sarro en los dientes?

El sarro se forma en las caras libres de los dientes y también bajo el nivel de las encías Cuando ya está formado debe ser removido por mí. Se recomienda una visita cada 6 meses.
Para combatir la placa bacteriana y así prevenir la acumulación de tártaro pueden usarse:

  • El cepillado: puede ser manual, mecánico o electrónico.
  • Puntas de goma, agregadas por algunas marcas de cepillos dentales.
  • Irrigadores (generalmente insuficientes por si solos para eliminar toda la placa). Cepillos unipenachos, para lugares de difícil acceso por los cepillos comunes.
  • Limpiadores interdentales, palillos o puntas.
  • Enjuagues complementarios (no indicado en menores de 6 años).
  • Pastas con fluor. Pastas o pastillas o chicles con xilitol.

Técnicas de Higiene


Cepillado

En la técnica las cerdas del cepillo se sitúan en el surco gingival, en un ángulo de 45°, en dirección hacia la encía del diente. Se presionan suavemente las cerdas para que penetren en el surco y se produce una vibración en el sentido de un movimiento de vaivén horizontal. Las cerdas del cepillo a 45°, deben aplicarse en todas las caras del diente (un diente tiene 3 caras para cepillar, la vestibular que da contra la mejilla, la cara lingual o palatina, que da contra la lengua abajo y contra el paladar arriba y la cara oclusal que es la cara del diente con la que se mastica) siempre aplicando el cepillo a 45° con relación a la encía. Otro caso son las superficies anteriores que para facilitar su limpieza, se puede aplicar el cepillo de punta. En las caras oclusales de los dientes se coloca el cepillo en forma horizontal con movimientos de ida y vuelta. Todos los movimientos deben ser despacio y barriendo al diente. Un cepillado normal debe durar aproximadamente 3 minutos. Y se debe cepillar después de cada comida, normalmente tres veces por día (mañana, mediodía y antes de acostarse).


Los dientes permanentes

A los 6 años aparecen los primeros molares permanentes, detrás de la última muela de leche.
Entre los 5 y 6 años comienza el recambio de los dientes temporarios y termina alrededor de los 13 años.


11. ¿Qué es la enfermedad periodontal?

Es una enfermedad que afecta las encías y las estructuras de soporte de sus dientes. La etapa más temprana de la enfermedad periodontal es la gingivitis y se caracteriza por el enrojecimiento de las encías, que se inflaman y sangran fácilmente. Existen muy pocas molestias en esta etapa, pero en tal caso el peligro está latente. Si no se trata en este estado, la enfermedad periodontal puede progresar hacia periodontitis donde hay daños irreversibles en las encías y en las estructuras de soporte de dientes. En la periodontitis, la etapa más avanzada de la enfermedad periodontal, el hueso y los tejidos que circundan los dientes se vuelven móviles o "sueltos" y eventualmente, pueden caerse o requerir que sean extraídos.


12. ¿Cuáles son los signos de la enfermedad de las encías?

Existen muchos signos de enfermedad periodontal. Es importante visitar mi consultorio si nota alguno de los siguientes síntomas:

  • Las encías sangran al cepillarse los dientes.
  • Encías rojas, inflamadas o dolorosas.
  • Encías flojas y sueltas.
  • Mal aliento persistente.
  • Pus entre los dientes y las encías.
  • Dientes sueltos o que se estén separando.
  • Cambios en su mordida.
  • Cambios en la adaptación de las dentaduras parciales.

Sin embargo es posible tener enfermedad periodontal sin notar ninguno de estos signos. La mayoría de la gente no siente dolor alguno debido a la enfermedad y por eso frecuentemente pasa inadvertida. Por esta razón es importante solicitar un turno en mi consultorio para realizar una evaluación periodontal.


13. ¿Cuál es la causa de la enfermedad de las encías?

La principal causa de la enfermedad de las encías es la "placa bacteriana" que es una capa pegajosa e incolora que constantemente se forma y adhiere alrededor de los dientes. La limpieza diaria es esencial para remover la placa y mantener una boca saludable. Si no se remueve la placa, se endurece y se convierte en un depósito rugoso y poroso llamado cálculo o tártaro. Las toxinas (veneno) producidas por las bacterias en la placa irritan las encías. Las toxinas destruyen tejidos de soporte alrededor de los dientes. Las encías se aflojan y se separan de los dientes, formando bolsas que se llenan con más placa bacteriana. A medida que la enfermedad progresa, las bolsas se vuelven más profundas. La placa se desplaza hacia las raíces de los dientes. El hueso que sostiene al diente puede sufrir daños permanentes. A menos que se traten oportunamente, los dientes afectados pueden aflojarse y hasta caerse.


14. ¿Qué otros factores pueden contribuir a la enfermedad de las encías?

Aunque la placa es la causa principal de la enfermedad periodontal, existen otros factores que pueden afectar la salud de sus encías. Su estilo de vida, dieta y hábitos como fumar, definitivamente afectan su salud oral. Una dieta de bajo contenido nutritivo puede disminuir los esfuerzos normales de su cuerpo para combatir cualquier infección. La tensión también puede afectar su capacidad para defenderse de la enfermedad. Los que fuman o mascan coca con regularidad presentan más irritación de encías que los no fumadores. El estado de la salud es otro factor importante. Enfermedades que interfieren con el sistema inmuno-protector del cuerpo tales como la Leucemia y el SIDA en las etapas más avanzadas, pueden empeorar la condición de las encías. En la diabetes no controlada, donde el cuerpo tiene mayor predisposición a la infección, la enfermedad es generalmente más severa y difícil de tratar y controlar. Los cambios hormonales durante el embarazo aumentan el riego sanguíneo a ciertos tejidos del cuerpo incluyendo las encías. Como resultado de esto, 30 a 60% de las mujeres embarazadas tienen encías rojas, dolorosas o sangrantes. La enfermedad periodontal preexistente, aún en las etapas iniciales, se presenta en estos casos con síntomas más severos. Naturalmente mientras más saludable esté usted, más fácil será para su cuerpo recuperarse de cualquier enfermedad, incluyendo aquellas que atentan contra su salud oral. Asegúrese de mantenerme informado acerca de cualquier cambio en su historia médica. También infórmeme sobre cualquier medicamento que esté tomando; algunas drogas tales como los anticonceptivos orales, antidepresivos y ciertos medicamentos para el corazón, pueden afectar su salud oral.


15. ¿Cómo se diagnostica la enfermedad de las encías?

Yo le voy a examinar el color y la firmeza de las encías evaluando la eventual movilidad de los dientes. Observaré la manera como ajustan sus dientes cuando usted cierra la boca o muerde. Durante el examen periodontal, un pequeño instrumento para medir es colocado entre el diente y la encía determinando asía la profundidad de las posibles bolsas. El examen periodontal debe ser parte de toda evaluación dental para adultos. Pueden ser necesarias radiografías para observar el hueso de soporte de los dientes.


16. ¿Cómo se puede prevenir la enfermedad de las encías?

Usted puede jugar un papel muy importante en la prevención de la enfermedad periodontal. Para mantener sus dientes durante toda la vida, es necesario remover la placa bacteriana de los dientes mediante un cepillado frecuente y cuidadoso y con la ayuda del hilo dental. Las visitas regulares a mi consultorio son igualmente importantes. La limpieza diaria mantendrá la formación de cálculos reducida a un mínimo, pero no la puede prevenir completamente. Una limpieza profesional efectuada por mí removerá los cálculos endurecidos que se hayan formado en sitios donde el cepillo o la seda, dado un difícil acceso, no hayan prevenido su formación. La remoción de cálculos lleva por nombre raspaje y curetaje. Yo utilizo una máquina de ultrasonido que, por vibración, causan el desprendimiento del cálculo de la pared dentaria, para luego, valiéndome de instrumentos manuales, terminar la limpieza con un alisado final. Voy a diseñarle un programa personalizado de higiene oral diaria que se adapte a sus necesidades específicas. Este programa incluiría técnicas de cepillado adecuadas para remover completamente la placa bacteriana sin causar daño a las encías o dientes. Usted así aprendería también a utilizar de manera correcta el hilo dental; este le permitirá limpiar la placa bacteriana de zonas interdentarias que son de difícil acceso para el cepillo. Una visita a mi consultorio le puede servir para seleccionar mejor los productos dentales de higiene oral. Existe una amplia gama de cepillos, enjuagues bucales y sedas dentales en el mercado. Los irrigadores orales, las puntas de caucho y los cepillos interdentales amplían aún más la selección. Yo le voy a ayudar a escoger los productos que sean más adecuados para usted.


17. ¿Cuál es el tratamiento para la enfermedad de las encías?

En las etapas iniciales de la enfermedad de las encías, el tratamiento usualmente consiste en raspaje y curetaje y alisado radicular. Esto implica remover la placa y cálculos de las bolsas alrededor de los dientes puliendo y alisando las raíces. Así se eliminan las bacterias y los irritantes que causan la inflamación. Normalmente el tratamiento permite que la encía se adhiera de nuevo al diente o se contraiga lo suficiente para eliminar la bolsa. En la mayoría de los casos la enfermedad periodontal inicial requiere un raspaje, alisado radicular y una buena higiene oral para obtener resultados satisfactorios. Los casos más avanzado pueden requerir tratamiento quirúrgico. Los objetivos principales de estos procedimientos son los de remover cálculos de bolsas profundas alrededor de los dientes, disminuir las bolsas, alisar y pulir las superficies radiculares y darle una forma adecuada a la encía para facilitar la limpieza. En los casos todavía más avanzados donde hay dientes flojos, me puedo ver obligado a tratar su mordida; por ejemplo, uniendo los dientes con férulas temporales para reducir el movimiento obteniendo más comodidad y mejor función. Los tratamientos adicionales pueden incluir ajustes de mordida, ortodoncia o la colocación de aparatos protésicos. Otros métodos pueden ser necesarios en el tratamiento de la enfermedad periodontal dependiendo de las condiciones de la boca. Algunos pueden ser bastante complicados especialmente en caso de un descuido exagerado en la higiene oral. Cualquiera que sea su plan de tratamiento siempre será con miras a restablecer la salud oral y ayudar a mantenerla. Los pacientes periodontales son vistos periódicamente después del tratamiento. Para evitar futuros problemas periodontales las visitas de control constarán de examen oral, remoción de nuevos cálculos, limpieza de los dientes y revisión de la mordida. Nuevamente, nada le ayudará a mantener mejor los resultados del tratamiento periodontal que la diaria remoción de placa mediante el cepillado, el uso de la seda dental y otros métodos de higiene.